6 sept. 2009

La flor se suicida


Muchas cosas pasaron mientras la flor se suicidaba;
las palabras dejaron de flotar
en su comunmente llamada ignorancia,
se perdió la sed por el hambre del hombre,
se perdió todo y se perdió nada,
como un suspiro de alacrán.
El momento vibra
siente y persigue aquél minuto que se escapa.
Sentí, perdí, ví, oí, tomé
se vuelven los verbos repetitivos, grises y cuadráticos vulnerables que ya no me gusta usar.
La flor se suicida.
La vida se me acaba.

5 sept. 2009

electrones y palabras

Aunque sé que tengo que hacer tarea de química, prefiero jugar distraídamente con las letras, mis pensamientos y mis recuerdos barajeados en las yemas de mis dedos. Es mucho más atrayente que hacer un balance de la ecuación de ácido sulfúrico y encontrar no sé cuantos electrones perdidos. He mezclado la química con la lirica porque me gusta, es una forma relajante de hacer la tarea y al mismo tiempo no dejar tan descuidado este blog que hemos venido criando desde hace mucho.