17 ene. 2009

DESDE OTRO ATARDECER



Tengo las horas para anhelarte.
Pero la vida no me alcanza para describir
la belleza del latir de tu corazón...




0 ideas vagas: