7 abr. 2010

Escuchando el lado A




Hoy ha amanecido sin que yo haya dejado de soñar. Las aves felices e inchadas de primavera vuelan con ojeras en sus picos.


Busco los clips que me hagan sostenerme para poder vestirme. Los papelitos donde anoto a donde he ido mientras dormía, se revuelven en mi cuarto.


Me cuesta partir. Ya sé que la calle no es más que un océano desconocido que se enciende en cuanto abro la puerta. Imagino todo siempre distinto, las calles vacías para poder cantar y la gente sonriendo que ha encontrado la felicidad.

y pienso..


la felicidad siempre ha sido la cosa más frágil.. :)


y la más hermosa..

0 ideas vagas: