16 dic. 2010

Creciente








Es un barco que se abre paso sobre las luces de la ciudad
La solitaria desnudez de mi insomnio.
La luna temblorosa en el reflejo de mis ojos.

Las estrellas se caen del espejo,
desnudez que se vuelve a la eterna danza del sueño absurdo.












0 ideas vagas: